Alemania,  Berlín,  Europa

Berlín en Navidad – Día 1

Día 1 – Llegada a Berlín

Nuestro vuelo del 5 de diciembre salía a las 18.30 del aeropuerto de Bilbao con escala en Múnich de 55 minutos y llegando a Berlín Tegel a las 22.45. Volamos con Lufthansa y afortudamente todo fue a su hora.

El siguiente paso era ir al hostal dónde habíamos reservado para las 4 noches, que se llamaba Generator Berlin Mitte y por el que pagamos 182,72 € en habitación y baño privado en régimen de desayuno.Para ver opiniones os dejamos el enlace de Tripadvisor.

¿Cómo ir del aeropuerto de Tegel (TXL) al centro?

Nosotros usamos el JETEXPRESSBUS TXL. Conecta el aeropuerto con varios de los lugares más turísticos y céntricos de Berlín con conexiones en las líneas de tren urbano (S-banh) y metro ( U-banh). Realiza paradas en las siguientes estaciones: S Beusselstraße – S+U Hauptbahnhof (la estación central de trenes de Berlín) – S+U Brandenburger Tor (Puerta de Brandemburgo) y con final en la torre de televisión en S+U Alexanderplatz. Este autobús hace el mismo recorrido en sentido inverso. Según el momento del día la duración del trayecto entre el aeropuerto y Alexanderplatz varía entre 28 y 40 minutos.

El primer bus sale de Alexanderplatz a las 4:52 AM (los sábados y domingos a las 5:12 AM) y el último que sale de Tegel lo hace a las 23:07 horas. Tienen un intervalo de entre 10 y 20 minutos.
Precio: 2,10 € billete sencillo. (Precio 2015)

En el mapa de la derecha tenéis que dirigiros al puesto de información y al lado esta la parada del bus.

Nosotros nos bajamos en la parada Branderburger Tor, y luego tomamos el tren S1 (con dirección a  Oranienburg) para pararnos en la estación Oranienburger Str. que era la estación más cercana a nuestro hostal.

Hicimos el check in, y salimos a cenar. Cualquiera pensaría que sobre las 23.30 en Europa es un poco difícil encontrar un sitio donde cenar, pero en Berlín no, es una ciudad repleta de vida a todas horas.
No muy lejos teníamos un Kebab que tenía una terraza afuera, el “Kebab Baba”. Entramos y no nos pudimos contener las risas cuando el chico que atendía iba disfrazado de Darth Vader de la Guerra de las Galaxias y hacía malavares con el cortador como si fuese su espada láser. Podéis ver fotos y comentarios en el enlace a Tripadvisor, y comprobaréis que lo que decimos es real.
La única pega es que dentro no tiene mesas y nos tocó estar en una mesa de fuera con el frío que hacía, pero el Kebab y esas risas merecieron la pena.

Con el cansancio del viaje nos volvimos al hotel para coger fuerzas para el siguiente día que iba a ser ajetreado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *