España,  Europa,  Navarra

Selva de Irati

Si estás de visita por Navarra no te puedes perder este paraíso de la naturaleza. Se trata de la Selva de Irati, uno de los mayores bosques de haya y abeto de toda Europa.

¿Cómo llegar?

Se encuentra ubicada a una 1h 30 minutos en coche desde Pamplona, si realizáis la entrada a la Selva por el pueblo de Orbaizeta que es por donde fuimos nosotros.

Hay cuatro entradas principales a la Selva pero las más comunes son atravesando el pueblo de Orbaizeta o el pueblo de Ochagavía. Debéis elegir el que más os convenga por vuestra ubicación y la ruta que queráis realizar.

¿Qué ruta elegir?

Todo depende del tiempo que quieras dedicarle y los KM que quieras andar.

Nosotros decidimos comenzar desde Orbaizeta porque nuestra idea desde un principio era bordear el embalse de Irabia. Para este recorrido esta entrada es la recomendada y para ello hay que ir por la ruta SL53C que es de 10 km, y por si aún tienes ganas de más se puede combinar facilmente con la ruta SL54C que consiste en  añadir 1 km más.

Si estas distancias os parece mucho o no disponéis de tanto tiempo para hacer la visita, hay rutas más cortas de unos 3KM.

Para conocer detalles de cada ruta con su tiempo estimado y distancia, lo mejor es que consultéis en la web: http://www.selvadeirati.com/Recorridos%202.html

Nuestros consejos

Básicamente en este apartados os queremos recomendar qué es lo que consideramos que hay que tener en cuenta para pasar el día en la Selva.

  • Ropa: se trata de un camino muy sencillo, por lo que no hace falta ningún tipo de ropa especial más que algo con lo que os sintáis cómodos y que uséis para actividades deportivas.
  • Calzado: Preferiblemente calzado de montaña, aunque si no se tiene, con unas zapatillas de deporte es suficiente. El tema del calzado de monta es por el barro que podéis encontrar por los caminos, y también su comodidad para andar.
  • Agua: No os olvidéis de incluir una botella de agua para el paseo.
  • Comida: Si vuestra intención es pasar todo el día en la Selva, podéis meter un bocadillo y comerlo después en los merenderos que encontraréis por las rutas. Si no, cuándo volváis de camino encontraréis restaurantes donde podéis parar, pero si que os aconsejamos que os llevéis lo que llamamos en el País Vasco “Hamaiketako” que viene siendo una fruta, o barrita de cereales para comer a media mañana.
  • Dinero: la selva tiene un coste de entrada de 5€ por coche. Llevad dinero en metálico.
  • Familia con niños: es una excursión perfecta para hacer con niños. Si bien es cierto, que si son muy pequeños y van en silla, hay que llevarles en alguna mochila o silla en la espalda.

Nuestra experiencia

Aprovechamos el fin de semana que estamos pasando en un hotel cerca de Pamplona y ponemos rumbo a la Selva de Irati. Como ya hemos indicado antes, entraremos por Orbaizeta.

Ponemos en el GPS de Google maps: “Mirador de Irabia

Los paisajes que nos vamos encontrando son increíbles. Nosotros realizamos la visita en Noviembre así que las vistas son totalemente otoñales, con los árboles de distintos colores; rojos, verde, amarillo, marrón,…

De camino encontramos un paisaje que no podemos pasar por alto, y nos paramos en un mirador. Se trata del embalse de Itoiz.

Continuamos el camino y seguimos atravesando pueblos con muchísimo encanto. Podríamos estar parando cada pocos kilómetros.

Atravesamos el pueblo de Orbaizeta, que es precioso verlo desde la carretera, y continuando por la carretera llegamos al punto de información. Veréis que es un parking que nos queda a mano derecha, y al lado una caseta.
En este puesto es donde se deben de abonar los 5€ por coche. Nos dan un mapa con todas las rutas y nos facilitan información sobre las misma, allí nos aconsejan hacer la SL53C combinando con la SL54C.

Nos indican que para comenzar la 53, debemos de aparcar el coche en el primer parking. Volvemos al coche y continuamos por el camino que nos marcaba Google Maps poniendo como dirección Mirador de Irabia. Aún quedan 7 km en coche.

Dejamos el coche en el parking de la derecha.

Desde este parking comienzan las rutas SL53C y el SL52C.

Empezamos la ruta y lo primero que nos encontramos es la presa.

Tras cruzar la presa, nos adentramos por los caminos de la selva.

Después, en una parte del camino se cruza un puente. El día que nosotros fuimos estuvo lloviendo, así que en el puente había un charco enorme. Por eso el consejo de llevar bota de monte.

Continuando por el camino llegamos a una zona en la que podemos incluso bajar a tocar el agua. Esta totalmente despejado y las vistas te dejan sin palabras. El único problema es que suele haber mucha gente que se queda en este punto y  no se puede disfrutar con tanta tranquilidad.

Cuando llegamos al punto más estrecho del embalse comienza una carretera asfaltada. A  esta altura quedan unos 4km para acabar esta ruta.
Caminando un poco más llegamos hasta un merendero, es entonces donde se intersecciona la ruta SL54C. Cogemos el desvío, y como hemos dicho antes, el día era lluvioso y todo el camino estaba lleno de barro, pero eso no nos para.

Hay que tener cuidado si se va con niños por esta ruta ya que nos encontramos algunos árboles caídos y dificulta el caminar. Además, por esta zona como estamos adentrándonos más en la selva hay muchas más cuestas.

La ruta SL54C es un poco más liosa, pero no os preocupéis porque los árboles están marcados con unas rayas verdes y blancas. Basta con seguir esas indicaciones para que no nos perdamos.

Después de terminar este camino llegamos al parking donde habíamos dejado el coche.

En total hemos tardado unas 4 horas, pero hay que tener en cuenta que hemos parado mucho para sacar fotos.
A esta hora empezamos a tener hambre a pesar de haber comido el “Hamaiketako”.

Al volver por el mismo camino encontramos un hostal restaurante y pedimos unos bocadillos. Sinceramente no os recomendamos que hagáis esto ya que los bocadillos que ponen son muy pobres y no merecen el precio que cuestan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *